crea

Carta de una madre a un adolescente…

Juliana Martínez

«Querido hijo,
Seguimos, en este sendero de la vida, de tanto crecimiento! Ya dejaste para tras la voz de chiquillo, te gusta hacer tus cosas, tener tus espacios privados… Los colegas, las colegas, los mensajes, los programas, nuevos descubrimientos, nuevos espacios y nuevas propuestas..
Y yo por mi parte sigo creciendo también como madre, buscando este lugar en mi persona adulta que sea capaz de sostener la confianza que hemos creado juntos.
La persona adulta que ve tú capacidad de razonar y ver los peligros, donde yo, como mamá ya no podré estar.

Porque hasta hoy, confié en todos tus pasos… Desde el día que naciste vi tu fuerza para llegar a este mundo, nunca dudé en tu autoafirmación, en tu aprendizaje frente al mundo, en tus criterios…. y hoy viendo este pequeño hombrecito lleno de valores, justicia y curiosidad, no me queda otra: confiar.
Siempre supiste elegir y decir…

Ver la entrada original 246 palabras más