crea

Qué son las adicciones

Qué son las adicciones

Las adicciones son comportamientos que nos vemos impelidos a repetir de forma insistente y descontrolada (por ejemplo, la ingesta de sustancias tóxicas, el juego, el consumo de pornografía, el comer de forma compulsiva, el uso de Internet, etcétera), a pesar de que sabemos que perjudican nuestra salud y condicionan nuestra vida.

En la mayoría de los casos, las adiciones pueden comenzar de una forma aparentemente inocente, casual o lúdica y suelen ser intentos de evitar o escapar de alguna preocupación, inseguridad o dolor momentáneo o persistente. A base de experimentar ese alivio inicial o “escape aparente” de aquello que nos disgusta de forma repetida, la persona desarrolla hábitos perjudiciales que llegan a dominarlos y, en casos extremos, destruir su vida y la de otros.

El dudar o preguntarse si uno podría tener una adicción, es uno de los indicios que nos orientan a que, efectivamente, ese podría ser el caso. A menudo, las personas con comportamientos adictivos, tienen otros problemas tales como ansiedad, depresión, distorsiones cognitivas. Lo mejor que puedes hacer, es consultar con un profesional que pueda orientarte.

En InterAcción-psicoterapia, grupos y desarrollo personal tenemos profesionales que pueden ayudarte a identificar el problema y abordarlo.

Cómo identificar y tratar una adicción

Tres son las categorías con las que los profesionales identificamos los problemas de adicción: uso perjudicial, abuso y dependencia que se diferencian en gravedad y repercusión física, mental y funcional que tienen en la persona.

Los problemas de adicción y dependencia, suelen requerir abordajes multidisciplinares y programas especializados. Tu terapeuta podrá ayudarte a evaluar si podrías tener una adicción, el alcance de la misma y el abordaje más adecuado.

Qué es el TOC y cómo identificarlo

El trastorno obsesivo compulsivo (TOC) es una forma muy especial de trastorno de ansiedad que incluimos aquí por la naturaleza repetitiva y coercitiva de los síntomas. La persona con este trastorno puede presentar ideas o comportamientos reiterativos que llamamos rituales que se escapan a su control voluntario y que pueden tener diversas manifestaciones (por ejemplo, la limpieza, el orden o la seguridad).

Algunos síntomas que pueden ponernos en alerta de que este podría ser su problema o el problema de alguien de su entorno incluyen:

Lavado de manos excesivo y compulsivo.
Monitorización constante y repetitiva de interruptores, botones de gas o del fuego.
Comprobaciones repetidas de si se han cerrado las puertas y ventanas.
Pensamientos constantes de peligros o situaciones desagradables que podrían ocurrir y que nos llevan a sentir ansiedad y distrés constantes.
Cómo te podemos ayudar

El asesoramiento psicológico, la terapia y/o la intervención de un psiquiatra pueden ayudarte a investigar la naturaleza de tus comportamientos perjudiciales, los motivos inconscientes que podrían estar incitándote y manteniendo el problema y, a retomar el dominio de ti mismo y de tu vida. Podrás hablar libremente con tu terapeuta pues no te juzgará, te ayudará a determinar el alcance del mismo y te asesorará sobre la forma más adecuada de abordarlo.

Si buscas ayuda con tus adicciones o comportamiento obsesivo o tienes dudas de si podrías tenerlo, consulta con alguno de los terapeutas de InterAcción que trabajan con estos trastornos.

Anuncio publicitario