crea

Las lágrimas que sean de alegría y amor

Feliz San Valentín, mi vida, días como estos me hacen recordar cuando aún éramos amigos, cuando nos contábamos cosas y no sospechábamos lo importante que seríamos el uno para el otro.

Poco a poco lo inevitable pasó, nuestros corazones se dieron cuenta que no había nada mejor que pasar el tiempo juntos.

Y ahora que tengo tu amor, tus besos, tus abrazos, tus “te quiero” no puedo ser más feliz. Amor, te has convertido en el chico de mis sueños, poco a poco has sabido ganarte por completo mi corazón, con tus detalles, con tus ocurrencias, con tus esfuerzos por hacerme feliz; por eso mereces todo lo que yo hago por ti, mereces que te ame con todas mis fuerzas y que te haga muy feliz y te prometo que lo haré hoy y siempre.

Hoy que celebramos el día de San Valentín quiero que nos olvidemos del mundo y que nos concentremos en nosotros, en nuestro amor, en nuestros sueños que seguro se harán realidad.

Te amo, y nunca me cansaré de repetírtelo, de demostrártelo y de decírselo al mundo. Espero que todo lo que hemos construido siga en pie, hagamos que así sea. Feliz día del amor, amor de mi vida.

Anuncio publicitario