crea

Fiesta Fin de Curso 2020/2021

El final del curso escolar impone una serie de cambios en los hábitos, rutinas y horarios de los niños. El cole ocupa las horas que en verano llenaban la playa, los juegos y los paseos. Su jornada es completamente distinta desde que se levantan hasta que se van a dormir. Septiembre es un mes repleto de cambios y por eso puede resultar especialmente complicado para aquellos que van por primera vez a la escuela. Las comidas no se libran de la gran oleada de cambios. Incluso si desayunan, almuerzan y cenan en casa, es frecuente que los niños lleven algo de comer a la escuela. Es lo que llamamos tentempié o merienda de media mañana.

Las meriendas son, por lo general, las comidas menos elaboradas y copiosas del día. Quizá por este motivo, a menudo no damos demasiada importancia a lo que nuestros hijos consumen en esos momentos. No hay más que echar un vistazo a lo que sale de las mochilas en cualquier parque o patio de recreo. La bollería industrial, las bebidas azucaradas y otros productos ultraprocesados están en el top de favoritos para las meriendas. Son opciones que no exigen preparación y resultan cómodas para los padres. Sí, sabemos que no son saludables, pero cuidamos mucho el resto de comidas del día. Total, «por una vez no pasa nada». ¿Seguro?

Anuncio publicitario