crea

El parte escolar

El parte escolar es una sanción que establecen los centros escolares como medida disciplinaria ante un comportamiento inadecuado de los alumnos. Los motivos por los que un centro puede imponer un parte de conducta a un alumno son varios: hábito agresivo (insultos, amenazas,…) con otros compañeros o el profesorado, peleas, maltrato del mobiliario, faltas de asistencia injustificadas, acoso, etc.,  pero el objetivo es el mismo: notificar una mala práctica y aplicar una acción correctiva.

el parte escolar

Los partes pueden tener dos clasificaciones, por lo general suelen ser leves y graves . Si bien las causas por las que aplicar uno u otro las establece el propio centro, casi siempre se coincide en aplicar un parte leve por una conducta que implica un perjuicio de algún modo aunque no supone una indisciplina importante o peligrosa. Pueden entrar en esta categoría: insultar a un compañero de manera repetitiva, comportarse de manera inadecuada en clase, sin prestar atención, distrayendo al resto y no rectificando ante la advertencia del docente, provocar peleas o intervenir en ellas, etc. Cuando se acumulan tres partes leves automáticamente se convierten en un parte grave, que suele conllevar la expulsión del centro por un periodo de tiempo que oscila entre uno y tres días. Existen formas de anular un parte leve; puede demostrarse que las acusaciones no eran fundadas, probar que la conducta -por ejemplo, una agresión a un compañero- fue como autodefensa o para proteger a otro alumno, o sencillamente no incurrir en una nueva falta, lo que pasado un tiempo eliminaría el parte existente. Los padres del alumno siempre son informados de la situación, dando la oportunidad a estos, junto a su hijo, de aportar las debidas pruebas para su defensa.

Anuncio publicitario