crea

Creencia Iimitantes

TAREA creencia limitantes.odt

1 / 3
EJERCICIO IDENTIFICA TUS CREENCIAS LIMITANTES Y PASA A LA ACCIÓN.
Las creencias son conceptos que usamos para interpretar la realidad. En su mayoría son generalizaciones de experiencias pasadas. Tienen un sentido positivo o negativo de acuerdo a lo que nos hicieron sentir: placer o sufrimiento.
Las creencias no son datos reales, son simplemente la forma en que interpretamos los datos a lo largo de nuestra vida. Las creencias no son buenas ni malas. Simplemente son funcionales o disfuncionales según lo que queremos conseguir en distintos momentos de nuestra vida.
Las creencias son modificables. Somos nosotros los que tenemos el poder de cambiarlas ya que son solamente ideas. Cambiando las creencias modificamos el significado de esas experiencias.
Muchas de estas creencias limitantes surgen en el seno de nuestra familia. Veíamos a nuestros padres y referentes defenderlas tan fervientemente que sin cuestionarlas las tomamos como ciertas y absolutas hasta que un día hacen ruido y ahí viene la crisis, la parálisis y la culpa de desafiarlas.
Las creencias limitantes al no ser cuestionadas nos mantienen en una zona de confort donde desarrollamos una falsa percepción de que todo a nuestro alrededor esta en orden. Como estamos acostumbrados y sentimos que es bueno lo que esta en nuestra vida no nos cuestionamos porque deberíamos cambiarlo. Sin embargo, es justo en ese cuestionamiento, donde esta el secreto para que nos demos cuenta que, quizás, en nuestra vida hay cosas que no son tan gratificantes y que vale la pena animarse a darle un nuevo aire.
Hasta acá la teoría. Ahora, te invito a una serie de ejercicios que para que identifiques esas creencias que te limitan en tu vida y como modificarlas.

  1. En primer lugar y con lápiz y papel en mano pregúntate que cosas quieres en tu vida. Puede ser cualquier cosa. Desde un objetivo personal como tener tu casa, tu auto, viajar, formar una pareja o bien avanzar profesionalmente o tener tu propio emprendimiento. Al analizarlo, seguramente, te encuentres con muchos “quiero” que apartaste de tu vida por considerarlos imposibles. Estas preguntas guía pueden ayudarte a aportar claridad:

· ¿Qué es lo que te hace feliz?
· ¿Qué te esta faltando en tu vida y no te animás?
· ¿Sabés lo que querés?
·

  1. El segundo paso, consiste en tomarte un tiempo en un lugar relajado y con lápiz y papel en mano para analizar hasta que punto las cosas que te dices y crees te limitan. Probablemente, te encuentres con todas las
    2 / 3
    excusas que se apoyan en tus creencias. Anótalas y pregúntate cuánto de verdad encierran.
  2. En tercer lugar, analiza lo que aprendiste en tu infancia. Vuelve atrás y observa con detalle que cosas se decían en tu casa que tomaste como ciertas.
  3. Luego, como cuarto paso analiza tu entorno. Descubre cómo te influyen las creencia de terceros en tu vida y modifican tu forma de pensar.
  4. Como quinto paso, comprueba tu listado de creencias limitantes y elige cuáles quieres cambiar. Te dejo un listado de las más populares para que te inspire a encontrar las propias.
    · Ya estoy mayor para cambiar
    · Soy así, no puedo conmigo
    · La vida es solo trabajar
    · Yo no puedo cambiar la situación
    · No puedo cambiar todo lo que no me gusta en mi vida
    · Tengo problemas por culpa de los demás.
    · No estoy capacitado para….
    · No tengo suerte
    · Si disfruto voy a pagar un precio mayor
    · No sirva para esto

Como último paso, te invito a cambiar esas creencias limitantes por potencializadoras.
Para hacerlo te sugiero que armes una tabla con con dos columnas. En la primera ubica la creencia limitante y en la segunda, luego de trabajarla para abrirle posibilidades, la creencia potenciadora. Por ejemplo, si yo tengo la creencia limitante de que “ soy mayor para cambiar” puedo analizar si en todas las áreas de mi vida la edad afecta directamente la posibilidad de cambio y determinar qué cosas si estoy a tiempo de modificar.
En este caso una creencia potencializadora que derrota a la limitante es “ Si bien tengo x años hay ciertas actividades de las que puedo disfrutar e introducir cambios en mi vida lentamente”
Al hacerlo responde las siguientes preguntas para que te ayuden a pensar:
Elige una de tus creencias limitantes.
o ¿Es una creencia recibida de otros o tuya propia?
¿Cuál es la intención positiva de esa creencia?
¿Cuál Es la creencia opuesta positiva que quieres incorporar?
¿Cómo puede mejorar mi vida esa creencia positiva?
3 / 3
¿Cómo la podría empeorar?
¿Qué es lo mejor que puede pasar si continúas con la vieja creencia?
¿Qué es lo mejor que te puede pasar con la creencia positiva?
Como último te dejo el tip estrella: plantearte cuáles quieres que sean tus limites depende de ti. Depende de tu grado de motivación para despertarte y cambiar lo que esta molestándote y no tienes ganas de que siga ahí.
Lo que no fluye huele a rancio. Lo que se estanca se pudre. No dejes que la falta de interés y la inercia te acomoden en la desidia.
A no desesperar. Esto no es mágico. Para evitar falsas expectativas, te aclaro que no vas a terminar el ejercicio y todas tus creencias van a estar erradicadas de raíz. Lleva su proceso como todo cambio. Es necesario practicar con cada una y mantenerla hasta que fluya contigo mismo.

Anuncio publicitario